31º EDICIÓN DEL FESTIVAL DEL FANCINE (FESTIVAL DE CINE FANTÁSTICO DE MÁLAGA) 2021

Recuperando la normalidad

El pasado noviembre concluía la 31º Edición del Fancine de Málaga, un veterano certamen que es una de las citas ineludibles para cinéfilos y fans del género del fantástico y del terror que acuden a ver las novedades que atañen del panorama cinematográfico del año.

Tras una pasada edición con modelo híbrido (presencial y telemático) debido a las circunstancias sanitarias de la Comunidad Autónoma de Andalucía, en esta 31º edición se ha vuelto a una “normalidad” totalmente presencial. De esta forma la proyección de la completa programación pudo celebrarse como antaño aunque con las restricciones sanitarias pertinentes, es decir el uso obligatorio de la mascarilla y la prohibición de consumir alimentos durante las proyecciones. Unas condiciones sanitarias que el equipo del Cine Albéniz se encargó que durante cada sesión fueran respetadas con rigurosidad, algo que se agradece ya que la figura del acomodador prácticamente hoy día no existe.

Celebrado del 10 al 18 de Noviembre, el festival ofreció una variada programación donde destacó la presencia de títulos nacionalesLa Hija (Manuel Martín Cuenca) Veneciafrenia (Alex de la Iglesia), Visitante (Alberto Evangelio), Jacinto (Javi Camino) o La Pasajera (Raúl Cerezo y Fernando González Gómez). De hecho, las tres primeras citadas compitieron en la selección oficial frente a títulos dirigidos por veteranos como Sion Sono, Mamoru Hosoda o Zhang Yimou. 

De este modo, en el ya más que habitual y acogedor Cine Albéniz que tuvo la mayor parte de la programación, esta se llevó a cabo durante todas las tardes y noches, incluyendo sesiones matinales durante el fin de semana. Además esta edición tuvo como novedad ofrecer diferentes proyecciones en el recién inaugurado Auto Cine de Málaga con estrenos como Titane (Julia Ducournau, 2021),  Till Death (S.K Dale, 2021) o El día de la bestia (Alex de la Iglesia, 1995) en retrospectiva. 

Como es costumbre, el festival ofreció una buena muestra de la cosecha del año en cuanto al género fantástico. Así películas como Belle: The Dragon and the Freckled Princess (Mamoru Hosoda2021), “In the Earth” (Ben Weathley2021),  Tides (The Colony) (Tim Fehlbaum, 2021) o Prisoners of the Ghostland (Sion Sono, 2021) marcaron la variada sección oficial. Además, la programación contó con la tradición de tener las secciones paralelas habituales en el certamen como Horror Zone, Ánima Zone, Fanzriller, Asia Fantástica en colaboración con CineAsia, la sección informativa o el Fantástico en Familia. 

Sin lugar a dudas la gran baza del festival volvió a ser disfrutar con público y aforo completo multitud de proyecciones, un elemento fundamental, el de la defensa de la exhibición cinematográfica que pone en solfa la experiencia colectiva, elemento imprescindible en este tipo de eventos y que el público respondió en diferentes sesiones como las de Belle, La Hija, Mad God, Jacinto o Veneciafrenia. 

Especial mención al memorable pase de Mad Goddirigida por Phil Tippet, uno de los grandes magos de los efectos especiales responsable de diferentes efectos prácticos en películas como Star Wars (George Lucas, 1977)  RoboCop (Paul Verhoeven, 1987) Parque Jurásico (Parque Jurásico, Steven Spielberg, 1993)o Starship Troopers (Paul Verhoeven, 1997). La película de animación fue proyectada en un único pase nocturno, una decisión a aplaudir puesto que el tono tenebroso de la película era el más idóneo para ser disfrutado en horas nocturnas.

Durante todo el certamen en representación de Découpage tuve la oportunidad de ver:

Silent Night (Camile Griffin, 2021) (Inauguración)

Comedia navideña y muy negra por todo lo que conlleva su propuesta, ya que propone reflexiones pandémicas y otras relacionadas con la inmadurez de los adultos que se resisten a envejecer y a asumir sus responsabilidades.

Pese a su interesante guión y un elenco actoral bastante inspirado (excelente Annabelle Wallis) su sobreexposición y continuos subrayados a base de música taladradora y una gran cantidad de planos cortos que reiteran información anulan gran parte de sus posibilidades. Tiene algún pasaje irritante, sin embargo y a pesar de todo, resulta algo simpática por el aspecto incisivo en los temas que desarrolla.

Prisoners of the Ghostland (Sion Sono, 2021). (Sección Oficial)

Su arranque es muy llamativo, donde a través de pequeños retales se nos sumerge en la propuesta con cierto interés. Parte de ello es debido a esa especie de «cartón-piedra digital» que Sono emplea en su puesta en escena, donde la limpieza de la imagen y la disposición de los personajes y los espacios parecen trasladarnos a un imaginario y a unas formas visuales muy emparentadas con las del videojuego más contemporáneo.

A nivel textual ese punto de partida sitúa al elemento occidental (Nicolas Cage) como objeto de burla y sorna, y a la misma vez como elemento necesario y también de cierto prestigio (vemos algún personaje asiático vestido a la misma manera que los cowboys de los westerns clásicos). Sin embargo, Sion Sono tira por la borda y despacha de forma bastante burda (y sin gracia ninguna) lo atractivo de la propuesta con numerosos subrayados y algunas cámaras lentas algo irritables. La poca acción no está mal resuelta pero es todo tan guiñolesco que no tiene ni un efecto cómico.

Aunque posee una imaginería muy alocada e ingeniosa, la guiñolesca Prisoners of the Ghostland  tan solo ofrece un arranque prometedor y unas pocas de imágenes sugerentes. En ella Sion Sono naufraga y fracasa con un material que tenía mucho a favor…

No consigue ni ser un festival de risas, es enormemente fallida.

A Banquet(Ruth Patxon, 2021) (Sección Informativa)

Relato de una posesión y/o maldición con el filtro del drama articulan A Banquet, relato familiar donde lo dramático se impone sobre lo fantástico. En cierta parte se entiende la complejidad de ejecutar una propuesta de este tipo, ya que cualquier película sobre este tema tiene la compleja losa de tener algún paralelismo con El Exorcista (William Friedkin, 1973). Por lo tanto que el relato tenga una carga dramática bastante importante no es del todo desacertado. Sin embargo su acercamiento al fantástico es curioso y está bastante desaprovechado ya que tan solo se indaga en ello en momentos muy mínimos, y funciona bastante bien (véase esa luna teñida de rojo)

Su planificación visual basada en personajes escorados y elementos vacíos funciona muy bien en su primer tercio ya que el desplazamiento es narrativamente fundamental en la película desde su arranque: una familia fracturada por una muerte, unas hijas en etapas de crecimiento y una madre superada por las circunstancias. 

La pena es que su inventiva visual se agota demasiado rápido y a pesar de estar bien interpretada por su trío protagonista, la película se diluye demasiado e incluso se hace cuesta arriba en los 97 minutos que dura.

Tides (The Colony) (Tim Fehlbaum, 2021) (Sección Oficial)

Buena película de ciencia ficción ecologista y feminista bien rodada e interpretada, con una estupenda Nora Aznezeader como protagonista absoluta, en ciertos momentos hay ecos de Ripley en ella.

Su puesta en escena está muy equilibrada en sus dos mitades, basando su primera mitad en unos logradísimos exteriores y una segunda en oscuros interiores (con todo el sentido narrativo que conlleva), creando así una atmósfera muy envolvente con pocos elementos. Además consigue que la propuesta tenga mucha personalidad visual, algo bastante complejo de hacer. También hay que destacar el gran criterio y rigor a la hora de ilustrar el punto de vista del relato, algo que demuestra la claridad que tiene el cineasta para narrar la película, otro elemento que el cine contemporáneo lleva bastante regular.

Personalmente me quedo con todo el partido que le saca al sentido de la maravilla (el «sense of wonder«) en toda su primera mitad-quizás tenga mucho que ver en esto el hecho de que Roland Emmerich la produzca-, donde hay imágenes de una gran belleza en la cantidad justa y necesaria (no son planos «bonitos» ni «interesantes» para lucir chapa con en una gran mayoría del cine contemporáneo de cierto «prestigio» sino que están narrativamente muy justificados) y juega con el sentido de la observación de lo fantástico de forma admirable.

Por diferentes motivos (tanto visuales como narrativos) es una película bastante interesante sobre los relevos generacionales, así como el lugar de iconos e iconicidades.

Los fans del formato físico estamos de suerte ya que la distribuidora Divisa la lanza en formato Blu-ray el 10 de Marzo.

Mayday (Karen Cinorre, 2021) (Sección Informativa)

Combativa fábula en clave feminista bajo una ambientación de la 2ºGuerra Mundial. De esta forma los uniformes, armas y utensilios forman una parte muy importante de este imaginario que no es nada original, sin ir más lejos nos remite a la genial Sucker Punch (Zack Snyder, 2011), la gran diferencia es que aquella tenía el ingenio, el talento de su director y un gran presupuesto para poder plasmar unas grandilocuentes set-pieces que mezclaban una gran cantidad de  riqueza de texturas similares a las de grandes videojuegos de acción.

Aquí es todo lo contrario, la película posee una estética Sundance que es atractiva y efectiva por momentos pero condiciona demasiado su acercamiento hacia el fantástico. De tal modo que todo queda en un envoltorio por momentos bastante gratuito (se entiende su uso del concepto bélico pero podría ser cualquier «guerra»).

También le falta un tono más incisivo en su mensaje rebelde, sobre todo en su último y largo acto. Es una película que pedía ser mucho más punk y menos trendy.

Cliff Walkers (Zhang Yimou, 2021) (Sección Oficial)

Este gélido thriller de espías ambientado en los años 30 está dirigido con solvencia por el veterano Zhang Yimou, el cual realiza un homenaje a los héroes de la revolución,

Posee una primera mitad muy notable con gran uso de los espacios donde los juegos de sospechas se dan en un bosque y un tren. Quizás su segunda mitad se antoje mucho más confusa, algo consecuente ya que su planificación se basa en entornos urbanos y subterráneos, repletos de peligros y recovecos todos ellos.

Su limpia fotografía desentona por el contenido que se quiere representar, a mi parecer una película como esta reclamaba una imagen algo más sucia o con algo de ruido.

Es una buena película, con una curiosa mirada hacia el tremendo juego de espías que existía en el continente Asiático durante el periodo de entreguerras.

La Hija (Manuel Martín Cuenca, 2021) (Sección Oficial)

Manuel Martín Cuenca entrega en La Hija una película filmada con una precisión quirúrgica. Es turbia, dura y cruel por todas las cuestiones temáticas que explora, lo traumático recorre toda la película a través de sus protagonistas. 

Su puesta en escena está muy muy trabajada, mediante cierto minimalismo exprime cada imagen al máximo mediante su comedida planificación. A destacar su estupendo montaje evitando cortar el gran trabajo actoral, que a base de miradas y gestos cimentan esta oscurísima película. 

La Hija se encuentra llena de momentos portentosos basados en la observación, el silencio, el fuera de campo o el uso profundidad (tremendo cierto momento de Javier Gutiérrez en total penumbra). Especial atención al gran uso de sus dos fundidos en negro para dinamitar su estructura.

Se le puede achacar que es «previsible» pero donde se ponga un director de cine que piense las imágenes y la forma como se hace en esta película… pues ojalá encontrar más películas contemporáneas tan bien contadas en imágenes aunque tengan relatos tan «previsibles» como este.

Una de las mejores películas de este año.

Son (Ivan Kavanagh, 2021) (Horror Zone)

Turbia y sucia película que explora el fantástico a través de una historia de una posesión, aunque esta tiene un trasfondo bastante dramático pero sin ser una película de recado. 

Visualmente está muy trabajada y transmite incomodidad desde sus imágenes, incluso también tiene hasta buenos sustos mediante insertos y contrastes. Tiene un buen uso del apartado sonoro, así como de su montaje, el cual dota de una agilidad bastante notoria a este viaje hacia lo desconocido. 

También saca partido a las diferentes situaciones y los espacios por los que los personajes principales se mueven, constantemente la película se está «moviendo» y también despistando en cierta manera al espectador.

Por otro lado ofrece una buena actuación de Andi Matichak (la nieta de Laurie en las nuevas entregas de Halloweendirigidas de David Gordon Green).

Es muy satisfactorio ver que se explora el fantástico de forma tan efectiva alejada de tics y tarimas autorales.

John and the Hole (Pascal Sixto, 2021) (Sección Informativa)

Farragosa y engañosa película. Su propuesta no da para demasiado y todo el metraje parece más un curioso cortometraje estiradísimo que una película. De hecho el relato se agota en seguida y no ofrece nada de interés que no plantee en sus primeros minutos.

Su puesta en escena es otro cantar, posee una imagen digital limpia y un 4:3 al que su uso puede responder a lo hermético de la propuesta. Lo que está fuera de toda duda es que es un elemento de «prestigio» con el que empaquetar una película totalmente vacía. Cuestión aparte es su aparente pulcritud visual, la cual denota una nadería visual apabullante que podemos emparentar con películas producidas por A24 y de corte similar, lo grave es que aquí no hay nada que contar y es todo puro artificio.

Belle  (Mamoru Hosuda, 2021) (Sección Oficial) 

Bella y llamativa película por muchas de sus características, está muy bien dirigida y sus planteamientos temáticos son muy muy interesantes ya que habla del impacto de las redes sociales, los mundos virtuales y nuestra implicación progresiva en ellas.

Visualmente es un espectáculo apabullante, repleto de imágenes animadas muy bellas, sobre todo en ese mundo virtual que articula gran parte de la trama. Tiene momentos bastante emotivos y deslumbrantes, en especial con esa especie de revisión/recreación virtual de diferentes elementos del clásico relato de  La bella y la bestia.

Temáticamente Hosoda plantea temas atractivos como la dualidad de la realidad/mundo virtual así como el desdoble de la personalidad en los mundos en los que la protagonista se relaciona.

¿Hasta qué punto nuestro avatar es parte de somos nosotros mismos? o ¿Cuánto tienen de nuestra personalidad los avatares que nos creamos? Este tipo de interrogantes nos sugiere este último trabajo de Hosoda.

Sin embargo su excesivo metraje y ambición narrativa-la película también desarrolla un importante componente emocional- pueden hacerse un poco cuesta arriba. No obstante sus ideas no pierden fuerza por ello y deja buen poso. 

Muy buena película que pone en solfa relevantes cuestiones de nuestro tiempo. Se estrena el 25 de Marzo en salas.

Gaia (Jaco Bouwer, 2021) (Sección Informativa)

Satisfactoria propuesta la de esta película sudafricana con buen acabado formal que con muy pocos elementos nos sumerge en una salvaje historia de supervivencia de corte ecologista. 

Tiene una efectiva y agresiva imaginería naturalista aprovechada por sus entornos naturales que sirven para construir una atmosfera muy peculiar donde el peligro acecha desde cualquier recoveco de la selva.

Visualmente es llamativo que está rodada en su mayoría en formato 4:3, al que le saca partido con esos espacios cerrados en los que se articula la película. Por otra parte destacar la labor de la protagonista Monique Rockman, aquí principal heroína que se expresa a través de gestos y acciones.

Como detalle destacar el espectacular encadenado que enlaza dos grandes ideas visuales para cerrar el último acto que compone la película.

En sus criaturas hay evidentes ecos de los chasqueadores del videojuego The Last of Us, está genial la referencia y en pantalla queda muy bien.

Visitante  (Alberto Evangelio, 2021) (Sección Oficial) 

Posee un interesante arranque en su primer acto donde hay buenas ideas de puesta en escena como elegantes movimientos de cámara para unir elementos, ciertos encadenados o cortes muy singulares. 

Sin embargo la ambición de una propuesta que contiene elementos fantasmagóricos, universos paralelos, intrigas familiares y violencia de género resulta desbordante y demasiado confusa. Por lo tanto se nos queda un material que es bastante proclive a ser serializable. 

Como aliciente tras su proyección contamos con la presencia de su director Alberto Evangelio, el cual respondió muchas de las preguntas de los espectadores sobre el proceso creativo de la película.

In the Earth  (Ben Wheatley, 2021) (Sección Oficial) 

Los breves y llamativos efectos de luces y sombras mezclados con un sonido atronador no consiguen camuflar un tedio insoportable como es la última película de Ben Wheatley. Tiene una narración con trasfondo pandémico y ecologista que es puro artificio formal. En ella solo encuentro cierto interés en cierta parte de tensión que recuerda a otros títulos de principios de los 2000.

En ella no veo ni un sólido desarrollo ni habilidad ninguna para sacarle partido a su atractiva atmósfera forestal. En ello incluyo su puesta en escena que me ha parecido bastante anodina y tan solo tiene algunos elementos destacables como sus títulos de crédito para cerrar o los comentados pirotécnicos juegos de luces y sombras.

The Feast (Lee Haven Jones, 2021) (Horror Zone)

A Lee Haven Jones tan solo le bastan un par de imágenes para articular su potente discurso en esta película que refleja el abismo que hay entre clases dominantes europeas y la clase trabajadora. Bien interpretada y con muy buenas ideas visuales a lo largo de todo el metraje, véase el arranque donde se presenta a cada personaje.

Su puesta en escena posee imágenes incomodas y bastante contundentes para remover el avispero de tanta corrección política. Película con muy mala leche-por ciertas imágenes y sugerencias- donde sus imágenes están al nivel del discurso que propone.

Hinterland (Stefan Ruzowitzky, 2021) (Sección Oficial)

Los traumas de los excombatientes de la Gran Guerra y los cambios de paradigma del período de entreguerras enmarcan este thriller austríaco de personajes desplazados y trampantojos quebrados. 

Sorprende en sus primeros minutos por el uso de una escenografía expresionista, casi caligarista, pero la propuesta de personajes y espacios alterados se queda en mero lucimiento dentro de una narración estándar demasiado convencional. Por ello resulta una insuficiente propuesta que es un olvidable dispositivo audiovisual.

Hors du monde (Out of this World, Marc Fouchard, 2020) (Fanzriller)

Por suerte la francesa Hors du monde (Out of this World) está más cerca del existencialismo del Paul Schrader de Taxi Driver (Martin Scorsese, 1976) que de todo el mal que sembró Nicholas Winding Refn con Drive (2011). Esta es una película casi muda-admirable arranque con 25 minutos sin diálogos- con momentos de enorme expresividad y un gran uso tanto de la música como del sonido. La desubicación del personaje está narrada con una precisión admirable a través de sus acciones, todo ello está llevado sin ninguna prisa y resulta sorprendente por momentos, de hecho la película se cimenta en numerosos «tiempos muertos». El uso del montaje también es muy destacable con el uso de diferentes insertos de posibles futuros imaginados por su perturbado protagonista.

Una de las sorpresas de este festival, de lo mejor de este Fancine 2021.

Mad God (Phil Tippet, 2021) (Ánima Zone)

La imaginación no tiene límites en Mad God, estupenda película de animación donde donde cada secuencia es desbordante visualmente.
Se agradece y resulta realmente admirable contemplar todo lo Tippet traslada en imágenes, con lo que articula una atmósfera pesadillesca con unos resultados memorables.

Posee un prodigioso discurso sobre el tiempo circular a través de una espectacular puesta en escena con unos travellings muy trabajados, véase los de su arranque con ese largo descenso hacia los infiernos o los laterales que recuerdan al que abre Terminator 2: El Juicio Final (James Cameron, 1991). Cuestión aparte merece el apartado sonoro la cual renuncia a los diálogos, por lo tanto todos los efectos de sonido (ese tic-tac de los relojes) y su banda sonora revisten sus colosales imágenes. 

Memorable experiencia verla en pantalla grande en una sala de cine.

Jacinto (Javi Camino, 2021) (Fantástico Nacional)

Sordidez, ternura y honestidad se unen esta comedia costumbrista gallega que inteligentemente confía en la fisicidad de sus actores, muy bien todos ellos pero en especial Pedro Brandaiz que da vida a Jacinto y Juanma Buitrón, el hermano gamberro de la familia.

Película bastante consciente de sus limitaciones, se nota que Javi Camino tenía cada imagen y movimiento de cámara pensados ya que tiene una puesta en escena bastante cuidada. Se agradece que la escenografía esté trabajada y no se subrayen detalles como la cantidad de títulos que tiene su protagonista (Jacinto) apilados en su cuarto. También tiene notas de ingenio y cierta gracia como ese homenaje a Noche de Miedo (Tom Holland, 1985) con esas películas de vampiros que Jacinto visiona, fragmentos que por otra parte fueron rodados para esta película. 

También tiene algunos gags bastante ingeniosos como el que posiblemente esté inspirado en cierto tertuliano de El Chiringuito de Jugones o la crítica hacia la mercadotecnia de la imagen digital a través de ciertos personajes.

Esta proyección también estuvo acompañada de una presentación y un posterior y divertido coloquio llevado a cabo por su director Javi Camino y los actores Pedro Brandaiz  y Juanma Buitrón. Una charla amable donde los espectadores disfrutaron de las anécdotas del equipo que ha realizado esta peculiar película. 

Veneciafrenia (Álex de la Iglesia, 2021) (Sección Oficial)

Alocado thriller con ciertos tics de los primeros giallos detectivescos de Argento. Sin embargo su puesta en escena líquida hace que se encuentre demasiado ajustada al estándar visual contemporáneo en el que predominan los cortes. 

Tiene un comienzo bastante desastroso pero por suerte la cosa va remontando poco a poco, sobre todo en el momento de la fiesta donde un sample de Yuzo Koshiro, sí el gran Yuzo Koshiro, perteneciente al videojuego Streets of Rage 3 (1994) eleva la locura y uno se sumerge en la diversión y en la locura (y disparate) en el que proseguirá todo. Por otra parte llama la atención el guión firmado por Álex de la Iglesia junto a Jorge Guerricaechevarría ya que desafía por muchos momentos la suspensión de la incredulidad a la hora de retratar a los personajes. Pero por otra parte si observamos los últimos trabajos de J. Guerricaechevarría, no debería de sorprendernos ya que es responsable del guión de una de las películas españolas más vergonzosas de los últimos años como es Hasta el cielo (Daniel Calparsoro, 2020).Destacar sus atractivos créditos de apertura, al nivel de los de Balada triste de trompeta (2010) y la buena partitura de Roque Baños que eleva en ciertos momentos la película.

Para cerrar comentar que posee una interesante reflexión sobre la imagen analógica en breves fotogramas, momento bastante revelador ya que la película/ficción casi se resuelve a través de la observación de una imagen. Estreno el 24 de Abril.

Back to the Wharf (Li Xiaofeng, 2020) (Fanzriller)

Una tragedia familiar y las obligaciones colectivas sobre el honor se citan en esta estupenda película sobre las manchas y los sacrificios. Combina ágilmente el aspecto dramático con un mínimo tono de cine de género donde trata de la especulación urbanística. Posee una puesta en escena muy medida con una destacable definición de personajes a través de encuadres-magnifica esa «primera cita»- espacios y elementos materiales (ese coche «retro» donde ni la radio funciona). Ejemplar uso de la elipsis y de ciertas metáforas visuales (la lluvia o el tifón).

Posee un bonito movimiento de cámara integrado entre tiernos insertos para cerrar la película.

También a lo largo del festival se llevaron a cabo diferentes actividades donde destacó la sesión especial dedicada a Bill Plympton, una proyección especial ya que el veterano animador estuvo presente y el público pudo interactuar con él tras la proyección de diversos trabajos suyos. 

En resumen debemos agradecer iniciativas como la de este festival, que cada año intenta traer de lo mejor de la cosecha cinematográfica del año para que se pueda disfrutar de cine en gran pantalla. Todo ello es un atractivo para el público ya que el precio de las entradas (3 euros) es todo un incentivo para el espectador que puede disfrutar en las mejores condiciones de películas que o son exhibidas en exclusiva (el caso de Mad God, la cual solo se ha podido ver en el festival de Sitges) o se proyectan mucho antes de su estreno comercial (caso de Belle o Veneciafrenia).

PALMARÉS DEL FANCINE 2021: 

Mejor Película: Tides (The Colony) (Tim Fehlbaum, 2021)

Mejor Director: Zhang Yimou por Cliff walkers (Zhang Yimou, 2021)

Mejor Actor: Reece Shearsmith por In the Earth (Ben Weathley, 2021)

Mejor Actriz: Ellora Torchia por In the Earth (Ben Weathley, 2021)

Mejor Guión: Stefan Ruzowitzky, Robert Buchschwenter y Hanno Pinter por Hinterland (Stefan Ruzowitzky, 2021)

Mejor Fotografía: Zhao Xiaoding por Cliff walkers (Zhang Yimou, 2021)

Mejor Montaje: In the Earth (Ben Weathley, 2021)

Mejor Banda de Sonido: Belle: The Dragon and the Freckled Princess (Mamoru Hosoda, 2021)

Mejores F/X: Tides (The Colony) (Tim Fehlbaum, 2021)

Premio del Público: Belle: The Dragon and the Freckled Princess (Mamoru Hosoda, 2021)

Premio Gato Rabioso (Prensa): Belle: The Dragon and the Freckled Princess (Mamoru Hosoda, 2021)

Cortometraje de Imagen Real: Dar-Dar (Pablo Urkijo, 2020)

Cortometraje de Animación: Hold me Tight (Mélanie Robert-Tourneur, 2021) 

Méliès de Plata: Love is Just a Death Away (Vitezslav Chovanec, 2020)

Premio RC Service a la Mejor Fotografía: Inferno (Katherine Chediak, 2020)

Premio del Público al Mejor Cortometraje de Imagen Real: See you in an hour (Marcus Virpiö, 2021)

Premio del Público al Mejor Cortometraje de Animación: Other Half (Lina Kalcheva, 2021)

Por Adrián Chamizo